SALA DE PRENSA GLOBAL

 

En velada cultural en la Oficina de Enlace de México se presentan publicación literaria y pintura colectiva México-Taiwán

 

Viernes 03.07.19| Taiwán | Comunicado emitido por la Oficina de México en Taiwán

 

La Oficina de Enlace y la Casa de España en Taiwán -organización conformada por intelectuales, académicos y periodistas españoles residentes en la isla- conjuntaron esfuerzos para la presentación, en la sede de la primera, de la más reciente edición de la prestigiada revista que anualmente publica la Casa de España, Encuentros en Catay.   

El número 32 de Encuentros en Catay reúne más de 30 colaboraciones, tanto de miembros de la Casa de España como de autores de habla hispana de diversos puntos del orbe, contenidas en más de 600 páginas. Los artículos cubren lo mismo temas de filosofía, historia, cultura y sociedad china y española, que literatura comparada, creación literaria y tauromaquia. La unidad la aglutina la curiosidad intelectual, la originalidad y la exploración de temas reveladores y poco conocidos.

Para la presentación crítico-analítica del contenido de la revista se contó con la participación de cuatro profesores universitarios provenientes de diversos centros académicos de la isla, así como con dos profesionales del periodismo; todos ellos de nacionalidad española y expertos en China. Entre el público asistente, constituido en su totalidad por hispanohablantes, se contaron profesores y estudiantes locales y extranjeros, así como miembros de las comunidades mexicana y española.  

Al término de la presentación de la revista y previo al convivio organizado por las dos instituciones convocantes, fue el turno de presentación de la Oficina de Enlace de México. Ésta consistió en la develación de un cuadro original de grandes dimensiones (2.10 x 1.10 mts), que fue resultado de la actividad cultural organizada a principios de año por la representación mexicana, en el marco de Exhibición Internacional del Libro de Taipéi. Ahí los asistentes de todas las edades y extractos que por propia voluntad participaron, plasmaron en abstracto sus impresiones respecto a México, algunos de sus artistas y lo que el diálogo con México les motivaba. Para ello utilizaron como pincel una maraca de madera que introdujeron en botes de pintura color azul, rojo o verde, cada uno de los cuales quedó identificado, a su vez, con un reconocido pintor mexicano: en ese mismo orden, Frida Kahlo, Rufino Tamayo y José Clemente Orozco.

En la ceremonia de develación, dicho cuadro, titulado “¿Cómo deconstruir una maraca?”, fue firmado en su reverso por el pintor mexicano residente en Taiwán que diseñara y dirigiera el experimento artístico, Raúl Gasque. La obra quedará permanentemente exhibida en el área de atención al público de la Oficina de Enlace de México en Taiwán -de cuyo acervo artístico ahora forma parte-, como testimonio tangible del diálogo cultural entablado entre México y la población taiwanesa.   

Síguenos en Twitter: @SRE_mx