SALA DE PRENSA GLOBAL

 

Tradicional posada navideña en plaza pública de Taipéi

 

Viernes 21.12.18| Taiwán | Comunicado emitido por la Oficina de México en Taiwán

 

La Oficina de Enlace de México en Taiwán concluyó su programa de promoción cultural de 2018 con la celebración de una tradicional posada navideña que por primera vez se realizó en una plaza pública, para admiración y esporádica participación de la población local.

En estrecha coordinación con la comunidad mexicana residente en la isla y la organización “Latinos Taiwán”, la representación de la posada se montó en la Plaza Maji, del Flora Expo Park, popular destino de recreación y descanso de los capitalinos taiwaneses (“maji” en mandarín significa “camaradería”; es decir, la plaza de la camaradería, de la reunión de amigos).

Previo a la escenificación de la posada misma, una miembro de la comunidad mexicana hizo una presentación en el escenario sobre la tradición y los elementos que componen la posada, y posteriormente se ejecutaron cuadros de canto y baile tradicionales de nuestro país, donde no faltaron, desde luego, los villancicos mexicanos. Especial mención a este respecto -dado que demuestra una vez más el afán de promoción del diálogo cultural por parte de la Oficina de Enlace-, merece la participación de un coro de estudiantes de español de la Universidad de Providence, de la ciudad de Taichung, en el centro de la isla, quienes acudieron exprofeso para representar villancicos en español, mandarín e inglés. El preámbulo incluyó también la organización de juegos infantiles, al tiempo que durante todo el día establecimientos de comida mexicana y latina sirvieron a los asistentes sus especialidades.

La escenificación de la posada siguió los pasos que apunta la tradición: la procesión, liderada por niños representando a los peregrinos; el canto para pedir posada, con la participación de la comunidad mexicana e invitados; y el ingreso de los peregrinos, con el consecuente llamado a romper la piñata.

Como punto culminante, niños y adultos -latinos y taiwaneses- tuvieron la oportunidad de experimentar el rito de romper varias piñatas.

Mientras que la comunidad mexicana revivió una de sus más acendradas y alegres tradiciones, cientos de espectadores tuvieron al mismo tiempo la ocasión para atestiguarla y formar parte de ella; en lo que constituyó un nuevo logro de presentar a la sociedad anfitriona una expresión tangible de nuestros valores culturales para mejor apreciación de nuestro país.

Posada mexicana en TaiwánPosada mexicana en Taiwán (2)

 

Síguenos en Twitter: @SRE_mx