SALA DE PRENSA GLOBAL

“Natural Motion”, Gabriel Orozco en Moderna Museet

Lunes 17.02.14| Suecia | Nota emitida por la Embajada de México en Suecia

 

El 14 de febrero se abrieron las puertas del Museo Moderno de Estocolmo con la exposición “Gabriel Orozco – Natural motion”. Siendo la primera exposición del destacado artista mexicano en Europa del Norte y una panorámica contemporánea de su arte entero.

A su exposición “Natural motion”, Gabriel Orozco no la quiere llamar una como tal.

“No me gusta ‘retrospectiva’ – suena histórico y me hace sentir viejo. Es más bien una panorámica contemporánea, no cronológica, sobre mi arte y los métodos que utilizo”, afirmó el artista en nuestro encuentro en el Museo Moderno. En una sala del museo crece su exposición: piedras, fotografías, un Citroën modificado y una reconstrucción de un esqueleto de ballena de 15 metros comparten el área y muestran la amplitud de Orozco.

“Natural motion” fue exhibida el año pasado en Kunsthaus Bergenz, en Austria, un museo con el que el Museo Moderno tiene colaboraciones. Dado que el Museo Moderno es diseñado más como un museo “clásico”, se han añadido más substancia y más obras, entre otras, “Black Kites” de 1997 (prestada por Philadelphia Museum of Art) y dos obras del Museo Moderno ya que van muy bien con su colección de Duchamp.

“Es difícil combinar objetos tan diferentes – una ballena, un auto rojo, piedras – pero la exposición me parece completa,  es como un camino entre los diferentes aspectos de mi arte”, explica Orozco.

Es un arte variado que empezó al principio de los años 1980, con varios temas centrales. Experimentó con movimiento lúdico, la rotación y la relación entre la naturaleza y la cultura. Una de las obras es “Dark Wave”, una reconstrucción grande de un esqueleto de ballena, con pintura negra y blanca, mostrada por primera vez en la Ciudad de México en 2006. Orozco cuenta que siempre se ha sentido cercano a la naturaleza:

“Desde niño pintaba peces y patrones de formas orgánicas. Entre mis últimas obras están las piedras de río mexicanas. Me gusta el procedimiento: encontrar piedras, pintarlas, tallarlas… Se trata de dedicarse a la obra y ser parte del movimiento natural del objeto tanto en tiempo como espacio. Las piedras fueron formadas por el agua y al pintarlas, es mi manera de explicar esa forma”.

La mayor parte del tiempo, Gabriel Orozco vive en Nueva York, sin embargo, viaja a menudo a México y Francia. No sabe contestar a la pregunta sobre dónde se siente más en casa, sino explica que se siente como un extranjero en todos los países.

Orozco siempre explora – filosofía, piedras del río y ahora el bumerán. Las prácticas de deporte es un tema recurrente en las obras de Orozco. Hay bolas y movimiento. Ahora está fascinado por el bumerán.

”Siempre me gustaron los deportes de equipo, como fútbol, y nunca me gustó correr, sin embargo, quería encontrar un deporte solitario. No entiendo por qué no había descubierto el bumerán antes. Es interesante intentar entender y controlar un objeto tan dinámico y mágico. Es mi manera de seguir comunicándome con el paisaje, la naturaleza y el cuerpo. Es como arte, como pintar en el vacío.”

Extracto de Dagens Nyheter, Matilda Källén, “Orozco rör sig mellan naturen och kulturen”

http://www.dn.se/kultur-noje/konst-form/orozco-ror-sig-mellan-naturen-och-kulturen/


Memoria fotográfica

Síguenos en Twitter: @SRE_mx