SALA DE PRENSA GLOBAL

Fallo a favor de la reunificación familiar de las niñas Navarro

Miércoles 16.01.13| San francisco, California | Nota emitida por el Consulado General de México en San Francisco

El pasado 7 de noviembre, el juez Aliley Auna de la Corte Familiar de Kona, Hawái, decidió autorizar la entrega de las niñas Lucy y María Navarro Benjamin a su padre, Joaquín Navarro Hernández, deportado de Hawái a México por el Servicio de Inmigración y Aduanas (ICE) en mayo de 2011.

Desde el centro de detención de ICE en Honolulu, el señor Navarro Hernández solicitó el apoyo del Consulado General de México en San Francisco para que sus hijas Lucy y María, de 6 y 5 años de edad, fueran repatriadas junto con él, ya que meses antes había fallecido la madre de las niñas -ciudadana estadounidense e indígena polinesia-.  Sin embargo, la repatriación de las niñas junto con su padre no fue posible debido a que la abuela materna de éstas decidió pelear su custodia, en vista de que no habían sido registradas tras su nacimiento y el padre no contaba con forma alguna de probar la paternidad.

De manera inmediata, el Consulado proporcionó toda la asistencia legal correspondiente y realizó las gestiones necesarias para que se tomaran las pruebas de ADN conducentes a la determinación de la paternidad, antes de que el señor Navarro fuera deportado a México. A través de abogados proporcionados por este Consulado en el estado de Hawái, se inició el procedimiento para lograr la custodia de las niñas a favor de su padre, en un caso que resultó complejo tanto por la oposición de la abuela materna como por las características de las leyes del sistema  familiar de ese estado sobre custodia de menores y las costumbres de la isla.

La abuela materna invocó la costumbre de la isla de resolver el asunto separando a las menores a fin de que cada familia conservara una de ellas. Por instrucciones del Consulado, los abogados se opusieron a esta propuesta y, tras una destacada conducción del litigio por parte de éstos, finalmente el juez determinó reconocer la paternidad y otorgar la custodia al padre, así como autorizar  la repatriación de las niñas a través del Consulado General de México en San Francisco.

En vista de la imposibilidad migratoria para que el señor Navarro viajara a Hawái a recibir a sus hijas, personal de este Consulado viajó el 14 de enero a Kona, Hawái, para recibir a las menores, conducirlas hasta la ciudad de Puerto Vallarta en México y entregarlas finalmente a su  padre, el día el día de hoy.

El Consulado General de México en San Francisco apoyó al señor Navarro desde el momento en que tuvo conocimiento de su caso, otorgándole la asistencia y protección consular correspondiente. Esta Representación, en cumplimiento de los lineamientos de la Secretaría de Relaciones Exteriores, continuará apoyando a los mexicanos que se encuentren en Hawái con todos los recursos a su alcance a fin de hacer valer sus derechos.

 

Síguenos en Twitter: @SRE_mx